Por ser una de las personas inspiración de la asociación

La asociación AlVelAl entrega la segunda edición del Premio AlVelAl – Dietmar Roth otorgado, en esta ocasión, a Astrid Vargas. Y lo ha hecho durante una celebración que ha reunido a medio centenar de personas asociadas a AlVelAl y amigos y familiares de la galardonada.

El acto de entrega estuvo presentado por Ana Mª Sánchez y Alicia Alesina, contó con la participación de Cristóbal Aránega (Primer presidente de AlVelAl), Remedio Arrés (presidenta de AlVelAl) y Ana Mª López (alcaldesa de Vélez Blanco). Y estuvo amenizada por Ignacio Portillo y Antonio del Carmen López Martín.

Desde los inicios de AlVelAl, Astrid ha apoyado el proyecto, primero a través de Commonland, posteriormente a través de la entidad Inspiration 4 Action, trabajando para el Bioregional Weaving Lab con el Manifiesto por un Territorio Regenerativo, con la dirección y promoción del documental Cabeza, Corazón y Manos; y con el libro La Magia de la Transformación, cuyos beneficios van destinados a la plantación de aromáticas formando mariposas en el territorio AlVelAl con la Alianza por una Educación Regenerativa.

Astrid es una convencida del proyecto AlVelAl y tiene la capacidad de transmitirlo a través de numerosos foros y personas de interés. Junto a Dietmar Roth, Astrid Vargas ha sido desde los inicios de AlVelAl motor del retorno de la inspiración. Fue una de las primeras personas en apostar por el territorio AlVelAl para llevar a cabo el proyecto de restauración de ecosistemas a gran escala en España bajo la filosofía de los 4 Retornos impulsada por Commonland. Siendo capaz de transmitir la ilusión y la inspiración a los fundadores de AlVelAl. Dietmar, siempre dijo de Astrid que era “la persona de inspiración de AlVelAl” y Astrid siempre dijo de Dietmar que “era la energía que movía AlVelAl”.

Es por ello que AlVelAl ha galardonado a Astrid Vargas con este distintivo. Y es que, este premio, simboliza principalmente el retorno de la inspiración. Poniendo en valor la capacidad de las personas o entidades de motivar, alentar, entusiasmar y servir de modelo y ejemplo para que otras se animen a reconocer su esencia y sacar lo mejor de ellas mismas. Logrando un objetivo común, visionario y capaz de dejar una huella constructiva tanto en el presente como en el futuro.

Tras recoger el galardón, Astrid Vargas realizó un exhaustivo recorrido por los inicios de AlVelAl, recordando a los promotores de este proyecto que hizo que echara raíces en el territorio. Un viaje inspirador al que invitó Astrid a todas las personas presentes a través de los primeros pasos y de los proyectos en los que ha colaborado con AlVelAl.