A través del Manifiesto por un Territorio Regenerativo en el marco del proyecto europeo del Bioregional Weaving Lab de Ashoka.

Agentes sociales, empresas, emprendedores y emprendedoras, y administraciones locales de las comarcas del Altiplano de Granada, Los Vélez, Alto Almanzora, Noroeste de Murcia y Guadix se unen a la fundación Aland y la asociación AlVelAl por un «Manifiesto por un Territorio Regenerativo».

Un encuentro que ha supuesto el broche final de una serie de jornadas comarcales celebradas en el último año en el marco del proyecto europeo Bioregional Weaving Lab promovido por las fundaciones Commonland y la fundación Ashoka España, que, con el impulso del Plan Allen de IKEA, están trabajando por fortalecer el emprendimiento social territorios rurales de España.

Esta jornada ha contado con la participación de ayuntamientos y agentes sociales con el objetivo de poner en común las ideas extraídas en cada comarca del territorio AlVelAl y diseñar conjuntamente un plan estratégico para llevar a cabo acciones regenerativas en el ámbito comarcal y en el territorio en general.

Tres líneas de acción

El Manifiesto por un Territorio Regenerativo se apoya en tres pilares para el desarrollo sostenible del territorio, paisaje, sociedad y economía. Las mismas líneas de acción en las que se ha centrado la cosecha realizada en las diferentes jornadas celebradas a lo largo de estos, cerca de dos años, de trabajo participativo y sobre las que han trabajado los asistentes en este encuentro, definiendo las primeras acciones a llevar a cabo para conseguir que un Territorio Regenerativo sea una realidad.

Así, a través de mesas de trabajo, de debates y de compartir y exponer ideas, se ha marcado la educación y concienciación como una acción prioritaria, llevando a cabo otras paralelas como son la formación de educadores para conservar, promover y recuperar oficios tradicionales, promover encuentros entre las personas profesionales del sector agrario, coordinar a entidades y administraciones para que formen parte de este movimiento impulsando políticas alineadas con el manifiesto, sensibilizar y compartir buenas prácticas a través de encuentros, fomentar la educación al aire libre, restaurar espacios naturales, apoyar y promover el producto local y proteger y conservar los recursos hídricos tradicionales.

Una oportunidad para el emprendimiento social

La Jornada por un “Manifiesto por un Territorio Regenerativo” contó con la presencia de fundación Ashoka España que, junto con IKEA, está trabajando por fortalecer el emprendimiento social en España e identificando proyectos de transformación  social, económica y natural en territorios rurales con el  fin de apoyarlos a través del Desafío Ashoka Changemakers, un programa formativo  de cinco meses para estructurar y validar ideas o negocios sociales y ambientales junto con una mentoría personalizada.

Este programa, representa una oportunidad única para emprendedores y emprendedoras sociales que con su proyecto quieren formar parte del cambio y la construcción de un territorio regenerativo.

Manifiesto por un Territorio Regenerativo

Este manifiesto, firmado ya por más de una veintena de entidades, pone en valor las características comunes de nuestros pueblos, así como sus recursos agrarios y naturales, entre los que se destaca la producción agrícola en un enclave rodeado por cuatro Parques Naturales, para la generación de riqueza, la promoción del empleo y la repoblación del territorio a través de la agricultura regenerativa y el emprendimiento sostenible con el entorno.

Un manifiesto que sigue los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 promovida por la ONU; en la que destaca la necesidad de que administraciones, asociaciones, colectivos, entidades y personas se unan y lleven su voz a otros niveles de toma de decisiones. Y a través del cual, el territorio se compromete a promover la marca “Territorio Regenerativo” para identificar un área geográfica con gran potencial de desarrollo social y económico e importantes zonas para el incremento de la biodiversidad, en el que el ser humano genera un impacto positivo en el paisaje ayudando a mitigar los efectos del cambio climático.

Un territorio sustentado en tres importantes ejes: las personas, el paisaje y la economía.